El propósito de la red de Lagos Vivientes es la conservación y protección de los recursos naturales, principalmente de los reservorios de agua potable de la Tierra.

La red del Global Nature Fund, ahora con más de 55 organizaciones socias de 45 regiones lacustres, busca el desarrollo sostenible y la protección del agua potable, lagos y humedales. Lagos Vivientes es coordinado por GNF, una fundación sin ánimo de lucro, con su sede en Radolfzell sobre el Lago Constanza en Alemania.

Desde 1998 la red ha venido promoviendo diálogos entre representantes de intereses públicos y privados involucrados en la protección del agua. Sus intereses compartidos permiten valiosos intercambios de know-how, tecnologías y experiencias entre ONGs y negocios.