En el 2009 el consumo de energía cayó de 1 333 TJ a 1 222 TJ. Sika sacó más de la mitad de la energía que necesitaba en la forma de energía eléctrica. La proporción de gas natural representó alrededor de una cuarta parte. El resto fue cubierto por aceite de calefacción y en una menor medida calefacción de distrito. La cantidad de energía consumida por tonelada de producto vendido cayó de 627 MJ/t a 606 MJ/t.