Sólo hay ganadores.

REACH, el acrónimo de Registration - Evaluation and Authorisation of Chemical (Registro, Evaluación y Autorización de Químicos) está cambiando la manera en la cual los químicos usados en los productos son aprobados para ser usados dentro de la UE.

Las sustancias químicas deben ser registradas y evaluadas respecto de riesgos para la salud y luego su uso debe ser o aprobado o restringido. El 1 de junio del 2007, REACH entró en vigor en todos los países de la UE. Debe estar completamente implementado para el 2018. Químicos nuevos y antiguos se registran con la nueva agencia de químicos en Helsinki (ECHA).

El objeto de REACH es el de mejorar la protección de la seguridad humana y el impacto ambiental de los químicos así como reducir los riesgos por el uso de químicos en todos los pasos de la cadena de suministro. Todas las sustancias químicas producidas, suministradas o importadas en la EU en volúmenes de 1 tonelada o más al año deben ser procesadas bajo REACH.

El intercambio de información hacia arriba y hacia abajo de la cadena de suministros es muy importante. El uso esperado de las sustancias químicas debe ser incluido en la información “hacia arriba” (el fabricante de sustancias químicas y “hacia abajo” el cliente y usuario de sustancias químicas). Una nueva Agencia Europea de Químicos administra los requerimientos de registro y notificación de las sustancias químicas dentro del alcance de REACH.