Los componentes de acero y hierro fundido, como los cubos, los bastidores, los portadores del generador, los ejes del rotor, las carcasas de las máquinas, etc., están protegidos de daños mecánicos graves durante el transporte y la instalación.
Posteriormente, durante los años de funcionamiento, el revestimiento impide la formación de corrosión, actuando como repelente de la suciedad y es más fácil de limpiar.