En Barranquilla: Sika inaugura nueva planta de última generación

Sika invierte en la producción de aditivos para concreto, membranas acrílicas de aplicación líquida y morteros en Barranquilla, reubicando y expandiendo actividades a su nueva planta de última generación. Esta fábrica, desde la cuarta ciudad más grande del país, abastece al atractivo mercado caribeño y al norte de Colombia y permite un mayor crecimiento.


Barranquilla está situada entre dos destinos turísticos de rápido crecimiento, Cartagena y Santa Marta, en la Costa Atlántica. La ubicación de la nueva y moderna planta en esta ciudad, que cuenta con más de dos millones de habitantes y excelentes conexiones de transporte, permite a Sika atender mejor a los clientes del norte del país y de la región del Caribe. Con esta apertura, Sika no sólo modernizó las líneas de producción, sino que también aumentó considerablemente la capacidad y estableció un centro de formación para los clientes.

 

Con otras tres plantas de producción en Tocancipá, en el área metropolitana de Bogotá, en Rionegro, cerca de Medellín, y en Duitama, en la región central de Colombia, Sika se encuentra en una posición ideal para generar un mayor crecimiento en el mercado de la construcción de Colombia.

 

Christoph Ganz, Gerente Regional para Américas: "Estamos ejecutando nuestra estrategia y enfocando nuestras actividades de negocio en los mercados más grandes y en las áreas metropolitanas. Con nuestra última inversión en Barranquilla, podremos captar mejor el potencial del dinámico mercado de la construcción en la región del Caribe. Nuestro objetivo es crecer más rápido que el mercado de la construcción en esta región, el cual, actualmente, tiene una tasa de crecimiento anual del 15%".

 

UN CRECIMIENTO IMPULSADO POR LA INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURA

 

Colombia es uno de los mercados de infraestructura más atractivos de América Latina. Los principales motores del crecimiento son las inversiones en transporte urbano de corta distancia, autopistas y puentes, así como en infraestructura de energía y servicios públicos. Se puede citar la construcción de la primera línea de metro en Bogotá, con un volumen de inversión de aproximadamente 4.500 millones de CHF. Según estimaciones, se espera que la industria de la construcción crezca casi un 4% anual durante los próximos cinco años.